Recibe coaching
financiero Aquí
Inversiones con madurez

El error de Elon Musk en Twitter

El pasado septiembre, el fundador de Tesla, Elon Musk, reconocido por ser uno de los emprendedores e innovadores más exitosos en el mundo de los negocios, cerró un acuerdo con la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC)  para abandonar la presidencia del consejo de administración de su propia empresa.  

Musk permanece como director general de la compañía, sin embargo durante tres años no podrá ser elegido como presidente del consejo de dirección; de esta manera la SEC se asegura de que el empresario sea supervisado de manera más eficaz.  

La determinación no es más que el fin de una historia que empezó en Twitter, donde Elon Musk cuenta con casi 23 millones de seguidores y donde sus palabras son tomadas muy en serio, tanto que éstas pusieron en serios aprietos a su propia empresa.  

El pasado 7 de agosto un tuit de Musk anunciaba: “Am considering taking Tesla private at $420”, es decir, que estaba considerando hacer de Tesla una empresa privada al precio de 420 dólares por acción. De esta manera garantizaba la financiación de la compañía. El comunicado provocó que las acciones de la empresa se dispararan 11 %.  

El comentario en Twitter alertó a la SEC que calificó de “falsas y engañosas” las declaraciones de Musk y le acusó de no haber notificado a los reguladores el posible cambio dentro de Tesla. Esto acabó con una denuncia interpuesta contra Musk por fraude, la obligación a renunciar al cargo de presidente del consejo y el pago de 40 millones de dólares (20 la compañía y otros 20 Elon Musk).  

Si el tuit publicado por Musk disparó las acciones y su patrimonio personal, el anuncio de los reguladores estadunidenses hizo que se desplomaran.  

El CEO de Tesla generó preocupaciones sobre el gobierno de la empresa e interrogantes sobre cómo las compañías usan las redes sociales.  

Más allá de si Musk engañó a alguien, la principal lección es el error corporativo por la forma poco ortodoxa en que anunció la noticia y el fracaso de Tesla en aclarar la situación con un comunicado al regulador.  

Los lineamientos de la SEC publicados en 2013 permiten a las empresas y sus ejecutivos utilizar las redes sociales para divulgar información relevante, siempre que los inversores hayan sido alertados de que esta es una posibilidad. Tesla hizo esto en un comunicado en 2013. Pero una divulgación de estas características debe ser completa y justa, lo que significa que la información tiene que estar completamente detallada y accesible para todos los inversionistas, algo que los tuits de Musk podrían no haber cumplido.


Te invitamos a conocer el blog de José Abraham Garfias, Director General de Punto Casa de Bolsa.

Etiquetas:
Bolsa_inversión_y_acciones Análisis Sebastian_Gaytan

Sebastian Gaytán

Soy Sebastian, fotógrafo interesado en los depor...

Conoce mas...