Recibe coaching
financiero Aquí
Inversiones con madurez

Las trampas del Buen Fin

Una encuesta realizada por Gabinete de Comunicación Estratégica revela que 72.4% de las personas compran por impulso, sin un ahorro previsto para El Buen Fin, que este año será del 16 al 19 de noviembre.  

El riesgo de llegar a esta fecha sin un plan es que, como en toda fiebre de ofertas, no faltarán los negocios o vendedores que nos quieran engañar para que compremos un producto sin que tengan una oferta o promoción real.  

La trampa más común son los descuentos que no lo son; es decir cuando los vendedores suben el precio de las cosas unos días antes para después “aplicar un súper descuento”. La única manera de no caer en este engaño es con planeación; es decir si estás pensando en comprar una consola de videojuegos, debes comparar el precio días antes del Buen Fin (hoy sería un buen momento), y esperes a ver si el precio en realidad tiene una oferta real e interesante que valga la pena.  

Otro engaño común es diferir el precio de tu compra, pero cobrando intereses. Por su puesto que no te lo dicen así, pero por lo mismo debes estar muy atento al momento de pagar.  

El discurso suele ser así: Se lleva este producto de 600 pesos, ¿quiere pagarlo de contado o en 6 meses con pagos fijos de 110 pesos, 9 meses con pagos fijos de 80 o 12 pagando sólo 70 pesos? Si te tomas el tiempo para hacer las cuentas notarás que pagando a 6 meses el costo se incrementa 60 pesos, a 9 meses aumenta 120 y a 12 meses terminarás pagando 240 pesos más.  

Las compras a meses sin intereses son aquellas donde efectivamente se divide el costo total del producto a 3, 6, 9, 12, 18 o 24 meses, sin pagar un solo centavo más.   

Finalmente, ¡aguas con los montos mínimos!. Hay establecimientos que anuncian con bombo y platillo 50% de descuento en todas las compras, pero en letras chiquitas especifican que dicho descuento sólo aplica con un monto mínimo de compra. Así te obligan a comprar más y el supuesto descuento se termina diluyendo.  

Tips:

  • Exige que los precios y tarifas de tu producto se encuentren a la vista, expresados en montos totales a pagar, es decir, que ya incluyan IVA o cargos aplicables.
  • Adquiere productos en lugares establecidos y no en el mercado informal donde se corre el riesgo de ver afectada tu economía y salud.
  • Exige la entrega de comprobantes de compra de productos y prestación de servicios, ante una eventual reclamación. Cuando se ofrezcan garantías, éstas deberán: ser por escrito y no inferiores a 60 días, precisar su alcance, duración, condiciones y mecanismos para hacerlas efectivas.
  • Solicita información clara y veraz, principalmente sobre términos y condiciones aplicables al producto, las leyendas relacionadas con restricción en la venta de productos o servicios deberán indicar —sin ambigüedades— en qué consisten.
  • Deberán respetarse los precios y tarifas, así como promociones y ofertas anunciadas, si no se indica plazo ni volumen en estas últimas, se entenderá que son indefinidas.
  Te invitamos a conocer el blog de José Abraham Garfias, Director General de Punto Casa de Bolsa.
Etiquetas:
Finanzas_personales_y_ahorro Tips Francisco_Mariscal

Francisco Mariscal

Emprendedor, tengo 38 años. Soy casado y tengo 2...

Conoce mas...