Recibe coaching
financiero Aquí
Inversiones con estilo

Cómo prevenir la cuesta de enero desde noviembre

Muchas empresas adelantan el pago del aguinaldo a sus trabajadores, para que puedan aprovechar las ofertas de El Buen Fin; por ello es de suma importancia que analices tus compras, con la finalidad de que tu dinero no se esfume en un abrir y cerrar de ojos, pero lo más importante para que no termines el año con deudas y empieces el que sigue con presiones financieras.  

Una promoción muy popular de El Buen Fin es el clásico “compre ahora y empiece a pagar en enero o en febrero”; aunque puede sonar muy tentador, el problema de esta opción de compra es que las personas se gastan su aguinaldo y para cuando llega el momento de pagar ya no tienen dinero y entonces tienen que pedir prestado para pagar.  

Lo ideal es considerar sólo aquellas ofertas o promociones que te permitan adquirir o renovar bienes de consumo duradero, y en caso de que no necesites comprar nada, evites gastar por impulso para mejor destinar parte de tu aguinaldo al ahorro.  

Administrarse desde noviembre no significa sacrificar todo y dejar de consentirte un poco, el punto está en no dejarse llevar por la emoción y desperdiciar el aguinaldo en cosas como regalos para los amigos.  

La distribución de nuestro dinero siempre dependerá de nuestras necesidades personales, pero lo ideal es usarlo para disminuir deudas, guardar una parte para enfrentar emergencias, un pequeño ahorro y el resto para regalos y gustos.  

Para no comprometer todo tu gasto y perder estabilidad financiera lo mejor es no endeudarte por más del 30% de tus ingresos.  

Tips para prevenir la "Cuesta de enero":  

1. Nunca, y menos en esta temporada del año, gastes sin hacer un presupuesto ni comparar precios.

2. Calcula tu capacidad de endeudamiento. La cantidad que se deba pagar mensualmente para cubrir deudas no debe ser superior al 30% de tu ingreso mensual neto, es decir, el dinero que efectivamente recibes y tienes.

3. Evita la tentación de los meses sin intereses. Para sacarle el mayor jugo posible, debes usarlo sólo en la compra de bienes duraderos, o sea con beneficios que durarán más que la deuda.

4. En esta época liquida deudas, no las contraigas.

5. Sé prudente, no caigas en la trampa de que la Navidad es una época para compartir y termines compartiendo todo tu dinero.   


Te invitamos a conocer el blog de José Abraham Garfias, Director General de Punto Casa de Bolsa.

Etiquetas:
Finanzas_personales_y_ahorro Tips Ricky_Lorenzo

Ricky Lorenzo

Soy Ricardo, un comprometido director de finanza...

Conoce mas...