Recibe coaching
financiero Aquí
Inversiones con madurez

Errores comunes al empezar a invertir

En el mercado existe una gran variedad de alternativas para invertir, las cuales responden a diferentes perfiles y objetivos. La mejor para ti será aquella que se acomode a tus necesidades e independientemente de la cantidad de dinero que planees poner en el Mercado, hay algunas consideraciones que deben tomar en cuenta los principiantes.  

Buscar inversiones sin riesgo

Lo primero que debes saber si estás pensando en invertir es que todas las inversiones conllevan un riesgo, por lo que es importante asumirlo y tener un nivel de tolerancia para que en el momento que exista una baja en tu inversión puedas sopórtalo; recuerda que (a menos de que ganes la lotería) nadie se hace rico de la noche a la mañana.  No existen las inversiones sin riesgo, pero sí puedes estar preparado para  o enfrentarlo adecuadamente; y en este sentido, la educación financiera es clave.  

No investigar a la institución a la que confiamos nuestro dinero

Cuando de inversiones se trata lo mejor es investigar y no dejarte guiar por la recomendación de un tercero. Es tu patrimonio el que estará en riesgo, por lo que debes ser muy cuidadoso de a quién se lo vas a confiar. Todas las Entidades Financieras debidamente acreditadas antes las autoridades financieras del país, como Punto Casa de Bolsa, cuentan con asesores certificados para acompañarte durante todo el proceso, siempre amparados mediante un contrato legal.   

Invertir dinero que necesitas

Invertir es una estrategia para buscar rendimientos por tu dinero, pero dado que implica un riesgo porque puede no haberlos, se recomienda que el dinero que destines a las inversiones sean recursos que no necesites para cubrir necesidades primarias como tu hipoteca, el fondo escolar de tus hijos o el capital de trabajo de tu empresa.  

No diversificar

Poner todos los huevos en  una sola canasta no es una buena idea bajo ninguna perspectiva. La diversificación ayuda a reducir el riesgo propio de invertir y aunque hacerlo no asegura que no vayamos a perder dinero (nada nos puede garantizar esto), diversificar sí es una de las principales herramientas que podemos utilizar para mejorar la relación rentabilidad/riesgo.  

Invertir sin un plan

Invertir sin un plan es un error. La recomendación es tener un objetivo y un horizonte de inversión claro, pues así sabrás tomar decisiones cuando haya que hacerlo. Por ejemplo, puedes estar realizando la inversión con el objetivo de comprar una casa más grande, para incrementar los recursos que deseas, para tu retiro o para ampliar la capacidad de tu empresa.  

Ser impaciente

Este punto se relaciona directamente con el anterior. Todas las inversiones necesitan de tiempo y éste está ligado al objetivo inicial planteado. La mayoría de las personas, cuando empiezan a invertir, tienen la expectativa de obtener rendimientos inmediatos y esto no siempre es así; pero si por ejemplo el objetivo es el ahorro para el retiro, podremos tranquilizarnos sabiendo que nuestra inversión tiene todavía un largo plazo para llegar a la meta. En las inversiones hay un dicho que dice “agallas para entrar y paciencia para esperar”, ponerlo en práctica puede serenarnos un poco.  


Te invitamos a conocer el blog de José Abraham Garfias, Director General de Punto Casa de Bolsa.

Etiquetas:
Bolsa_inversión_y_acciones Tips Sebastian_Gaytan

Sebastian Gaytán

Soy Sebastian, fotógrafo interesado en los depor...

Conoce mas...